Como enseñar a tu cachorro a que haga sus necesidades fuera de casa

Que el perro ensucie la casa es un problema de espacio. Al cachorro se le ha permitido hacer sus necesidades en el sitio equivocado.”Ensuciar” la casa se convierte rápidamente en un mal hábito porque los perros desarrollan fuertes preferencias de lugar, material y olor para elegir su “cuarto de baño improvisado” en casa.


Para enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera de casa lo primero que debes hacer es prevenir cualquier “accidente”.Lo segundo será enseñar a tu cachorro el lugar donde te gustaría que lo hiciera.

PREVENIR "ACCIDENTES"

Los “accidentes” en la enseñanza de la conducta higiénica son desastrosos, ya que sientan un mal precedente y crean malos hábitos que son difíciles de corregir.

Por tanto debemos prevenir que ocurran estos “accidentes” a toda costa.

Cuando no estés en casa deja a tu cachorro en un espacio reducido, una habitación pequeña con suelo fácil de limpiar (el baño, la cocina...).Esta será a partir de ahora su habitación de juegos.

Déjale agua fresca y unos cuantos juguetes para mordisquear para que se entretenga. Ponle su cama en una esquina y al otro lado de la habitación, lo más alejado posible, su “cuarto de baño”.

Tu perro, por naturaleza, querrá hacer sus necesidades lo más lejos posible del lugar donde duerme y pronto desarrollará un buen hábito higiénico. Los buenos hábitos son tan difíciles de eliminar como los malos hábitos.

Para su “cuarto de baño” puedes usar hojas, periódicos con arena por encima, una caja rellena con césped o una losa de pavimento de cemento. De este modo tu cachorro desarrollará preferencia a hacer sus necesidades en este tipo de terreno (césped, arena, cemento…)

El propósito de restringir el espacio donde le dejamos solo es que realice sus comportamientos naturales (incluido hacer sus necesidades) en un área protegida (de este modo prevendremos que tenga “accidentes” por toda la casa cuando tu no estás) y le ayudará a desarrollar sus preferencias por eliminar en un espacio concreto.

ENSEÑAR A HACER SUS NECESIDADES EN UN SITIO CONCRETO

Cuando estés en casa deja a tu perro en una zona restringida pequeña con juguetes para mordisquear para que se entretenga. Una jaula de viaje podría ser el lugar ideal.

Como alternativa podrías tener a tu perro agarrado con su correa en un lugar cerca de su cama o atarte su correa a tu cinturón. De esta manera tu perro podrá descansar a tu lado mientras tú lees, trabajas en el ordenador o ves la televisión.

Una vez cada hora dile “vamos a hacer pis”(o cualquier frase para indicarle “ir al baño”) y lleva tu perro rápidamente al lugar donde quieres que haga sus necesidades (el patio de casa, el parque más cercano…).Mantente quieto de pie con tu perro de la correa y repitiéndole la frase para que haga sus necesidades. Dale tres minutos para que lo haga.

Cuando tu perro haga sus necesidades, halágalo con entusiasmo y dale tres trocitos de comida. La mayoría de los cachorros harán pis antes de dos minutos en cada viaje “al cuarto de baño” y harán caca antes de tres minutos cada dos viajes.

Una vez tu cachorro se dé cuenta de le premias cada vez que hace sus necesidades en el sitio apropiado, empezará a querer hacerlo siempre allí. Hacerlo en casa simplemente no le reporta los mismos beneficios. Es más, después de muchas repeticiones enseñarás tu perro a hacer sus necesidades cuando tú se lo dices.

Si tu perro no hace sus necesidades en esos tres minutos le volveremos a llevar a casa y le meteremos otra vez en su varikennel por media hora.

El propósito de confinarle en este área restringida es prevenir que cometa “accidentes” por toda la casa cuando tú estás presente (pero no tienes tiempo de prestarle toda la atención necesaria) y predecir cuando tu perro va a necesitar eliminar.

Confinar temporalmente (nunca más de una hora) a tu cachorro en un espacio pequeño (como la jaula de viaje) inhibe sus ganas de hacer sus necesidades, ya que el perro por naturaleza no querrá ensuciar el lugar donde descansa. Como consecuencia, tu perro sentirá la necesidad de eliminar en cuanto le saquemos de su área restringida (además, la rapidez en llevarle a el sitio indicado hará que se pongan en marcha sus movimientos de vejiga e intestinos). Como eres tú el que está eligiendo el momento de sacar a tu perro, puedes determinar el momento en que hace sus necesidades, y como puedes predecir cuando necesita hacerlo, podrás estar allí para enseñarle donde debe hacerlo y premiarle cuando lo haga (y limpiar el sitio después).

No debes encerrar a tu perro en su jaula de transporte más de una hora. Si está confinado demasiado tiempo le obligarás a “ensuciar” su jaula y harás muchísimo más difícil la tarea de enseñarle una buena conducta higiénica.

Cuando tu cachorro haya crecido lo suficiente para salir de paseo, asegúrate de que haga sus necesidades antes de pasear (en una zona cercana a casa).Si tu perro no elimina en tres minutos, vuelve a llevarlo a casa y déjalo en su jaula y vuelve a intentarlo media hora más tarde. Si tu perro hace sus necesidades acuérdate siempre de halagarlo efusivamente y darle tres trozos de comida como de costumbre y después decirle “vamos a dar un paseo”. Estableciendo la regla de “si no haces tus necesidades no hay paseo” conseguirás que lo haga más rápidamente. Aún mejor, enseñarle a hacer sus necesidades cerca de casa te ayudará a poder dejar allí la bolsita con la que recojas sus heces y no tendrás que ir paseándola por todo el vecindario



Si necesitas información más detallada de cómo enseñar una buena conducta higiénica te aconsejamos la lectura de “Un cachorro en casa” (publicado en castellano por Kns Ediciones)

Para enseñar a tu perro una buena conducta higiénica necesitarás una jaula de viaje, varios juguetes para mordisquear y unos cuantos trozos de comida.( Y mucha paciencia).

Doctor Ian Dunbar.

 

Traducido con el permiso del autor por Virginia Gallego.

 

Más artículos en: http://pdtspain.blogspot.com/